12.3.14

La Selección de Kiera Cass


Este libro lo saqué ayer de la biblioteca y me ha durado medio día. Pero no porque me haya tenido en vilo por lo genialísimo que es, si no porque se lee en un suspiro. Así que no, no me ha parecido apasionante, nada más lejos de la verdad, así que sí, reseña negativa a la vista.

Todo transcurre en una versión medio distópica del mundo actual, donde la sociedad esta dividida en castas y están gobernados por una monarquía y Estados Unidos se llama Illea. Han llegado a esta situación después de que China invadiera Estados Unidos porque los segundos les debían pasta, y como Rusia no podía faltar, pues se une a la fiesta y también decide atacar (ole ole ole). Y entonces un tal Gregory Illea salva el país, al cual nombran rey porque why not? y rebautizan el país con su nombre porque otra vez, why not.

El tema de las castas es algo que no entiendo porque no han explicado nada. Simplemente paso algo y badablubadabla toma monarquía y sistema de castas, porque sí.

El libro en sí ya intenta transmitir valores bastante cuestionables. En este mundo mas te vale ser guapa, obediente y tener pasta o te comes los mocos. Además está plagado de sexismo: ya el solo concepto de La Selección es tremendamente sexista: 35 chicas que se pegan porque un príncipe encantador las elija y así o casarse con el príncipe azul o ascender a la corona y estar podrida de pasta mientras haces el papel de esposa florero. O las dos cosas. A las chicas se las trata como objetos, tienen que obedecer ante todo, y tener cuidado con lo que dicen no se vaya a disgustar el principito.

Y temas como que tener relaciones sexuales antes del matrimonio sea ilegal para mantener un "control de natalidad" mejor no los comento. Que da igual porque una vez casada te arriesgas a quedarte embarazada treinta millones de veces porque tú, que eres pobre, no tienes derecho a métodos anticonceptivos. Y que America se refiera a la virginidad como a "su pureza"...
                        

Todo podría parecer de lo más irónico y podría ser una ácida crítica de un mundo distópico que ha perdido el norte, pero es que parece que todos están la mar de felices con ello y no entienden que haya gente que se rebele contra el sistema impuesto (los rebeldes que están por ahí pero como si no) Y si la intención de la autora era exponer la parte política de la novela de manera profunda, pues mira, no lo ha conseguido.



Tenemos un sistema de castas que está medio explicado, y te dicen que la protagonista, America Singer (que se las trae el nombrecito y que además cuando explica el por qué de su nombre da a entender que cree que América era el nombre de un país NOTICIAS FRESCAS NO LO ES) es súper pobre y que su familia no llega apenas a fin de mes. Pero a mi es que no me parece que sea pobre. De hecho su vida se asemeja bastante a la mía dentro de lo que cabe. ¿Clase obrera? Podría ser aunque no lo tengo muy claro en este caso (y con el tema de las castas a saber si eso existe en ese mundo pseudodistópico), pero pobre no. Nunca le falta un plato de comida en la mesa, ni ropa que ponerse, tiene un techo sobre su cabeza y dispone de ciertas comodidades. No lujos, claro. Pero vamos que no veo que le falte de nada a la chica. Y sí, es una chica - guapa - que - cree - que - es - fea. Además su comportamiento y su manera de pensar... ¿en serio? Tiene el cerebro absorbido. ¿Que no le gusta todo el rollo de La Selección y todas esas historias? Vale, pero eso no hace que esté menos alienada que el resto. Sigue estando de lo más cómoda dentro de su casta aunque asegure que es pobre, apenas se cuestiona el sistema, no parece importarle demasiado que los de las castas inferiores lo pasen bastante mal, quizás solo cuando ve que Aspen trabaja taaaaaaaanto. Si bien es cierto que hacia la mitad del libro parece acordarse de que hay gente que lo pasa mal y se lo comenta a Maxon, parece que es algo que no le importa demasiado y aún viendo el panorama del país es incapaz de ponerse en el lugar de los rebeldes. ¿Que querrán? se pregunta. Probablemente una vida digna, y acabar con un sistema monárquico que es prácticamente una dictadura porque no hay nadie más que gobierne. Pero como los rebeldes salen en plan aparición estelar pues tampoco lo tengo demasiado claro.

Te la intentan poner como una protagonista fuerte cuando en realidad es una quejica cuyo único problema es que va a tener que pasar un tiempo determinado en un palacio comiendo y viviendo como una princesa para poder ayudar económicamente a su familia. Porque ni siquiera necesita ganar, solo pasar un tiempo ahí metida para que su familia reciba una compensación económica por cada semana que esté dentro del concurso. Si yo estuviera en su lugar y realmente no quisiera ganar, lo tendría simple, me comportaría justo al contrario de como debería hacerlo para ganar. Es más, Maxon, el príncipe de turno dice que no obliga a nadie a quedarse, y sólo por entrar entre las 35 seleccionadas, la suben de casta, de 5 a 3, así que tiene la vida bastante resuelta a partir de ese momento. Todo el drama que se monta me parece de lo más estúpido. Además se tiene a si misma en muy alta estima, cree que es muy natural y para nada como las otras chicas (aunque luego más adelante dice que se considera una egoísta yo no entiendo nada que se decida ya), pero trata fatal a sus doncellas. Y con esto no quiero decir que las muela a golpes: es que las trata con una condescendencia inimaginable e incluso parece que piensa que su única meta en la vida es servirla a ella y que con eso ya son felices, y lo hace sin darse cuenta porque encima confunde el trato condescendiente que les da con amabilidad.


Sobre los otros personajes, tenemos a Aspen, que al principio me parecía cuqui (cuando no sabía la que se me venía encima) pero después de leer un par de páginas con él me daban ganas de tirarlo por la ventana. Machista, manipulador y aburrido. Maxon, pues otro tanto de lo mismo, quizás no manipulador, pero si un remilgado que va llamando a las chicas "querida" por la vida con menos profundidad que un charco y que encima vive en los mundos de yupi y se sorprende cuando le dicen que hay gente que pasa hambre. Que se sorprenda con 7 años lo puedo entender, por aquello de que es un crío y vive entre algodones, pero con 18 años ya tienes pelos en tus partes y se supone que ya sabes como funciona el mundo, no me fastidies. Aún así me ha gustado más que Aspen, porque... de verdad Aspen, tírate por la ventana.

En general todos los personajes son así: planos, llenos de contradicciones, alienados... y aburridos. Las chicas de la selección son bobas, y no puede faltar la que hace el papel de mala, zorra, puta que lleva demasiado escote y que las demás odian, slut-shaming en todo su esplendor.
Por supuestísimo el el triángulo amoroso es un must, que mejor no comento porque no acabo.

Y los nombres de los personajes... America, Marlee, Aspen, Bariel, Kota, Tiny... la literatura juvenil siempre se ha caracterizado por tener unos nombres de personajes bastante lamentables pero esto supera lo decente.

La falta de misterio del libro, en el que según pasan las cosas te las cuentan, también es algo que no me ha gustado. Tampoco me ha gustado los diálogos, me han parecido tan forzados... la manera de escribir de la autora no me ha convencido para nada. Lo único que me ha gustado es que este escrito de una manera más o menos ágil (que no correcta) que hace que sea rápido de leer. En general, en este libro pasan muchas cosas porquesí, y otras tantas que me dan ganas de coger el ejemplar y quemarlo (pero no puedo porque es de la biblioteca).

Cuando hago una reseña intento buscar cosas positivas que comentar, y también negativas, pero hay veces que me es imposible. Y siempre me voy a alegrar de que alguien pueda disfrutar con algo con lo que yo soy incapaz, pero para mi esto no hay por donde cogerlo, y me dejo muchas cosas que no sé como expresar. No creo que lea el segundo, y de hecho estoy apuntada a un sorteo para ganarlo, porque tenía ganas de leerlo pero si da la casualidad de que toca rechazaré el premio porque visto lo visto, no es un libro que quiera tener en mi estantería.

12 comentarios:

  1. Aiiiish este libro tengo muchísimo ganas de leerlo, ojalá pueda hacerme pronto con él para hincarle el diente ^^
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo en ningún momento pensé que estos libros me gustarían, así que ni loca iba a ponerme con ellos jajajaja

    Gracias por la reseña, ¡un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. mmm vaya...tu reseña me ha dejado K.O. jajajaja más que nada porque todo el mundo hablaba bien de este libro xD a mí me gustaría leerlo (o mejor dicho, darle una oportunidad) porque por la sinopsis y el tema que plantea pues me atrae; peeeero no me voy a gastar el dinero en este libro xD si lo consigo bien, sino pues lo dejo pasar (?)

    Un besito!

    ResponderEliminar
  4. Que lástima que no te gustase, a mí sí que me gustó :)
    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  5. Madre mía. ¿Te habrás quedado a gusto no? xD
    A mí la verdad es que me gustó bastante y probablemente lea la segunda parte pero con tu reseña me he quedado en plan: ¿hemos leído el mismo libro?
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Ugh, no me digas esto que me lo compré el mes pasado! Veo que esta semana no hemos triumfado con las elecciones... =( Pero bueno, ¡alguna vez tenía que ser la primera! jajaja

    Un besito, aguafiestas jajaja

    ResponderEliminar
  7. Totalmente deacuerdo contigo!! Yo no pude ni terminarlo.
    America me parece insoportable, que su único problema y preocupación sea que no quiere volver a ver a Aspen cuando acabe el concurso ese y encima le vaya a llorar a Maxon es para matarla...es una niñata creída, y el libro no tiene ninguna emoción.

    ResponderEliminar
  8. Holaaa!! Te he conocido en el blog Little Red Reading Hood, vi que comentaste que a ti no te gustó Bajo la misma estrella, y como si esa no fuera razón suficiente para visitarte tu blog me ha gustado mucho así que tienes una nueva seguidora n.n

    En cuanto a esta reseña, me he reído mucho, no he leído el libro ni planeaba hacerlo porque hay bastantes reseñas malas (y mucha gente que lo quiere intercambiar, eso ya dice mucho jejeje) así que no me ha afectado pero si que me he reído.

    Nos leemos !! Besitos

    ResponderEliminar
  9. Había leído tantas críticas buenas del libro, que en verdad le tenía muchísimas ganas. De hecho, ya lo tenía por las nubes. Leyendo tu reseña ya se me ha bajado la emoción, pero igual lo cogeré en su momento, para ver que tal. Gracias por hacer las cosas mucho más realistas :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Vaya por lo visto o te gusta o no te gusta nada xD no es la primera vez que veo reseñas "extremistas" jaja
    Personalmente me gustó mucho, este y el segundo :3
    besitos, ¿te pasarías? shinyandpowerful.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  11. Me gustó bastante, aunque su final ¬¬
    Después de unos meses, creo que le voy a dar una oportunidad a La Élite...

    ResponderEliminar
  12. A mí este primer libro me entretuvo y me enganchó. Es cierto que los temas que trata no es que sean muy reivindicativos, pero me llamó la atención el tema del reallity show y quería ver qué pasaba (el morbo, hija, es veneno, pero adictivo). Pero es que luego llegó La Élite y ahí sí que me pareció una tomadura de pelo. Con decirte que de La Elegida solo recuerdo vagamente el final...

    La Heredera fue un vuelta a empezar, pero ahora siendo los maromos los que se sometan a la elección de la princesa *palomitas + morbo again* xD

    ResponderEliminar

Design by Winter Studio © 2015.