10.3.15

Deadly Class


Deadly Class es el primer cómic que he leído este 2015 (¿o fue Bitch Planet? ya no lo tengo claro) y no podría haber escogido mejor. Fue una de esas compras compulsivas e instintivas. Cuando vi la cubierta dije "joder, esto grita mi nombre". Y es que un grupo de colegiales asesinos, con esqueletos a sus pies, definen bien lo que busco en una historia de buenas a primeras. Y no se que dice eso de mí, pero dejemos el tema.

Deadly Class se sitúa en 1987, teniendo como protagonista a Marcus Lopez, un chaval de 14 años con tendencias sociopatas que vive en la calle, después de que el orfanato en el que estaba hasta ese momento estallara en mil pedazos. Es un huérfano, un marginado social y una oveja negra.

Pero por supuesto su vida cambia cuando un extraño grupo de personas le acorrala para hacerle una oferta no menos extraña: Marcus tiene la oportunidad de unirse a una escuela de asesinos, donde aprenderá a matar de todas las maneras imaginables, siempre con un objetivo en mente, ya que los que realicen asesinatos injustificados según la dirección recibirán castigo.

Los personajes que rondan las páginas son incluso más peculiares que el protagonista que sin duda alguna, podríamos decir que es el más normal de todos, aunque incluso en una escuela como esta, la gente se mueve por grupitos. Al fin y al cabo es un instituto y son adolescentes ¿no?  Si tuviera que escoger, me quedaría con Saya, la asesina japonesa megatatuada (por supuesto) y con  Billy, un punki que quiere matar a su padre. Además, al margen de lo que podría ser el grupo principal, hay más personajes,  uno de ellos perteneciente a la vida anterior de Marcus, que dará mucha chicha y mucho asquete también.

He de comentar que, si no es homenaje a Miedo y Asco en las Vegas lo que se marcan a partir del cuarto número, entonces cerca le anda. Las páginas que se desarrollan en su estancia en Las Vegas son una maravilla visual y un viaje psicotrópico de color y lineas que deforman el espacio,
metiéndonos en la cabeza de un Marcus que, intentando hacerse el chulo, se ha metido una buena sobredosis de LSD.

Nunca había leído nada de Remender, sinceramente, y ahora que se ha publicado en España su Black Science, bajo el título de Ciencia Oscura por Norma Editorial, creo que debería aprovechar para probar más cosas suyas. El dibujo de Wes Craig le va al pelo a esta serie, que junto con la paleta de colores aplicada por Lee Loughridge, hacen de este cómic algo totalmente imprescindible en mi modesta opinión de compradora compulsiva.

Deadly Class será publicado en España por Norma Editorial con el título de Clase Letal , y el Día del Cómic Gratis regalarán un número, correspondiente a la primera grapa de la serie. En Estados Unidos ya está publicado el primer tomo, y este mismo mes se publica el segundo, así que si os pica, tenéis Deadly Class para rato.



8 comentarios:

  1. jolin!!! me llama muchísimo!!!! creo que esperaré a que lo saque Norma^^
    gracias por la info^^
    besotes

    ResponderEliminar
  2. Yo no soy de leer comics por que aquí en mi país creo que no son muy fáciles de encontrar pero sí que me gustaría.

    ResponderEliminar
  3. Que original es este cómic y de todas maneras lo pongo en mi lista, no soy de leer comics pero últimamente están sacando unos que no deben envidiar a los libros, gracias por la reseña, besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo saber buscar... hay un comic para cada persona ^_^
      Un saludo <3

      Eliminar
  4. Uy, pues a mí la viñeta que enseñas me recuerda ligeramente a la estética de Hawkeye, de David Aja, salvando distancias. Bendita Image.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el estilo es muy similar y la paleta de colores que usa el colorista también >.<

      Eliminar

Design by Winter Studio © 2015.