11.4.17

BOOKTUBE: LA MENTIRA QUE NOS CUENTAN

Veréis estoy un poco harta. Harta de que cada vez que hay un panel sobre Booktubers con B mayúscula, porque los canales pequeños son booktubers con b minúscula, se nos cuente la trola de siempre: que booktube ayuda a fomentar la literatura y el hábito lector entre la población más joven.


Y oh cielos, si, hay canales que si. Pocos. Pero los hay. O más bien debería decir que hay muchos, pero que no tienen repercusión porque su contenido no interesa. Pero seamos sinceros, el gran booktube en general es un escaparate de novedades, con gente que no se sabe muy bien como ha conseguido miles de suscriptores que ahora venden cursos de 200 pavos para enseñarte algo que según ellos se ha profesionalizado (esto no me lo estoy inventando, es una de las maravillas que llegué a escuchar el pasado sábado de la boca de Sebas G Mouret en la Bilbao You Week) y que en realidad consiste en coger una cámara y grabarte hablando de lo que has leído. Y ya está. ¿Que puede haber de profesional en eso? ¿que las editoriales te mandan libros y que te pagan viajes a sitios para hablar de cosas de las que no tienes ni puta idea? Bueno, si, la segunda parte suena bastante a lo que yo entiendo por profesional últimamente, pero bueno, me estáis pillando ¿no?


Y escuché otras cosas. Escuché que la literatura juvenil no existía hace 30 años. Casi se las daban de ser los percusores del fenómeno consumista que hay hoy día (y yo me pregunto ¿qué tiene eso de bueno?). Escuché que en Booktube los clásicos lo petan porque se habla mucho de Orgullo y Prejuicio, justamente el único clásico con un mínimo de repercusión en esta maravillosa comunidad. Que habían creado interés por los clásicos a los jóvenes y que en sus canales hablaban un montón de ese tipo de literatura. Creo que no me hizo falta megáfono para que mi carcajada resonara por todo Bilborock. Primero porque es mentira. Y segundo porque el ejemplo que pusieron fue agüita fina. Y es que tronco, si yo tuviera tus suscriptores, también podría grabar un vídeo sobre El Quijote cogiendo info de la wikipedia y proclamar que a la gente le interesa muchísimo El Quijote porque susodicho vídeo ha tenido muy buena respuesta pero ¿sabes que? Todos los vídeos que los Booktubers (again, B mayúscula) hagan lo van a petar porque tienen algo que otros canales más pequeños y que hablan de este tipo de literatura de manera seria (yo no me incluyo porque aunque soy un canal pequeño, subo puta mierda, pero por lo menos tengo la decencia de admitirlo), no tienen. SUSCRIPTORES. VISIBILIDAD.


Tampoco podemos pedir que los chavales estudien en clase Los Juegos del Hambre en vez de El Lazarillo de Tormes, por ejemplo. Hay varias cosas a considerar: la primera, el currículo escolar no lo impone el centro, viene por parte del Departamento de Educación. La segunda es que al contrario de lo que se repite de manera constante, tanto que ya parece una verdad universal, es que estas lecturas obligatorias no están para inculcar un hábito lector, están para ser estudiadas. ¿Que leer La Celestina es un coñazo? Las ecuaciones de segundo grado también, pero ahí están. ¿Que todo esto se introduce mal en las aulas y hacen que estudiarlo sea una pesadilla? Eso amigos míos, es otra historia bien diferente. Pero si te mandan leer en clase de literatura El Cantar del Mio Cid en vez de Divergente, es por algo. Coño ya.


Hace un par de años, cuando críticos y profesores de literatura se cagaban sobre estos canales de YouTube, yo me escandalizaba. A día de hoy veo que tienen razón. Vídeos y más vídeos de novedades, de libros juveniles que tienen una fanbase gigantesca, de... bueno, que ya sabéis de lo que hablo. Esto no promueve la lectura, promueve el consumismo y crea una necesidad vacía al espectador de consumir pero no leer, de acumular y seguir acumulando aunque tenga diez libros pendientes porque "mira que portada tan chula" o "es que menganito lo pone super bien en su canal" cuando menganito lo único que ha hecho ha sido sostenerlo entre sus zarpas y decir lo OH MY GOD enamorado que está de la trama de esta novela.


Como persona con un trastorno de control de impulsos muy grande, entre los que está las compras compulsivas, tuve un problema muy grande en su día con los book hauls. Era ver un book haul y que me entrara un ansia enfermiza de tener un 90% de los libros que allí se enseñaran aprox. Y lo preocupante es que no solo está pasándonos a gente con problemas de control de impulsos, si no también a gente que está sana. Y es por eso por lo que me niego a hacer book hauls, por mucho que el contenido de mi canal sea mierda, no quiero crearle a nadie un ansia vacía de poseer algo que no necesita. ¿Wrap ups? Vale, porque ahí siempre voy a poner la reseña. ¿Top de lecturas favoritas? Bueno, vale, ok, ahí hablo de los libros, pero aún así, sigo sin estar difundiendo ninguna clase de hábito. ¿Book hauls? No, eso es solo una manera de demostrar las colaboraciones que tienes y lo bonito que queda un libro al lado de tu cara. En este ámbito podríamos hablar de gran parte de YouTube, ya que no solo los que promocionan libros caen en esto de los hauls, pero tendríamos que centrarnos en ellos si queremos tirar abajo el mito, la mentira de que BOOKTUBE *suena música angelical* está para promover la lectura.


Mi canal de booktube actualmente está para hacer wrap ups, top de lecturas y dar opiniones sobre cosas que veo y que me cabrean, porque aparentemente si no me gusta el último bombazo editorial, soy una hater. Incluso he hecho un unboxing. Me siento sucia, pero es verdad, me apetecía hacer un unboxing y lo hice. Pero ¿es eso promover la lectura o publicitar a una editorial? Hay que ser un poco críticos con lo que hacemos y decimos. Y aunque aseguréis que no vais de salvadores de nada, vuestras palabras cuando hacéis paneles como los del pasado sábado en Bilbao dicen todo lo contrario.


Booktube es una verguenza. Sigo subiendo vídeos porque me hace ilusión y porque aunque me frían a dislikes, estoy usando una plataforma de manera terapéutica: ponerme frente a una cámara y hablarle a 500 personas (que en YouTube no es nada pero ponlas en un auditorio y me contáis) sobre la mierda que he leído me ayuda a salir luego a la calle y poder interactuar con gente de carne y hueso. Cada uno tiene sus motivos. Pero las mentiras, a otros. Que aquí todos sabemos de que pie cojea cada uno.





*Los gifs de The Office de este post tienen como objetivo promover el amor por la lectura entre los visitantes de este blog y la serie The Office que siempre tiene un gif para expresar mis sentimientos. 

*Espero que no se tome este post como un ataque a la literatura juvenil porque that's not the point como podeis ver en este blog yo la consumo a kilotones y entre mucha paja considero que hay auténticas maravillas sabéis por donde van los tiros con esto no os hagáis los tonticos va.

3 comentarios:

  1. Estoy un poco, no, muy cansada, de que los cuatro listilos de turno pongan como afirmaciones absolutas todo lo que sale por su boca. Y aunque ahora la gente piense que me voy a volver una hater o que lo hago por envidia, me voy a poner en mi sitio. Porque ya vale de mamarrachadas
    Mil besos^^

    ResponderEliminar
  2. Pues hija que tienes razón en todo tu lo sabes

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Pues, ¿qué te voy a decir? Cuando leí eso que dijeron de que la literatura juvenil no existía hasta hace 30 años, ME QUEDÉ BLANCA. Aquí, hablando de literatura, gente que no tiene ni P**a idea. La literatura juvenil existe desde despés de la segunda guerra mundial, cuando la gente joven empezó a tener dinero en el bolsillo gracias a la recuperación económica. Pero, claro, a mí no me invitan a hacer conferencias porque las portadas no quedan tan bien al lado de mi cara XDDD En serio, estoy pensando en hacer una entrada sobre este tema de los orígenes de la lit, porque me estoy comiendo muchos artículos para escribir el TFM y creo que podría ser interesante, pero no sé, porque como no voy a poner a Orgullo y Prejuicio igual no lo PETA tanto XD EN FIN.
    Más razón que un santo tienes.
    ¡Nos leemos!

    PD: los gifs de The Office TOP.

    ResponderEliminar

Design by Winter Studio © 2015.