5.5.17

CONFESIONES DE UN AMIGO IMAGINARIO TAL Y COMO SE LAS CONTÓ A MICHELLE CUEVAS


Hace un par de días no podía dormir y al ver este pequeño y curioso libro sobre la pila de envíos editoriales, decidí que seria la lectura ideal para una noche como aquella. Y sin duda no me equivocaba.

Con este librito destinado a un público de unos 10 años, pero que una mujer de 25 años como yo misma puede disfrutar sin problemas, se cuentan las memorias de Jaques Papier, que resulta que es el amigo imaginario de Fleur, una niña de ocho años que desborda imaginación El problema es que Jaques no conoce su condición de ser imaginario. Lleva pensando toda su existencia que es el hermano gemelo de Fleur, y aunque todo el mundo le ignora, el cree que es porque le odian, no porque no puedan verle. Y es que ¿acaso puede un amigo imaginario ser real y tener sentimientos?

En este cuento, que derrocha humor en cada página y te hará soltar más de una carcajada, conocemos los intrincados recovecos del mundo de los amigos imaginarios de la mano de uno de ellos. Sus reuniones, sus sistemas burocráticos y su forma de ver la vida. Jaques, que es algo estirado y remilgado, al descubrir todo esto, siente  que el mundo se le viene abajo, pero también comenzará a comprender lo que antes no tenía sentido para él.

Aquí no solo conocemos el mundo secreto de los amigos imaginarios, si no que también aprendemos una valiosa lección: aunque las cosas no salgan como tu quieres, siempre puedes ayudar a aquel que te aprecia y aprender algo por el camino. Y si no, vuelta a empezar, porque da igual cuantos tumbos des, siempre darás con alquien que te quiera tal y como eres. Y esto es lo que Jaques Papiere descubre después de un breve y, al mismo tiempo, largo viaje.

Esta es sin duda una lectura ideal para niños de ocho a diez años, y es maravilloso ver como la autora no escribe como si los niños fueran estúpidos: es cierto que hay moraleja en la historia, por supuesto, pero eso no quita que la forma de presentarla sea adecuada para un niño de esas edades. Y es que no hay que olvidarse que los libros infantiles deben ser, ante todo, divertidos sin esa carga extra de paternalismo que puede acompañarlos, algo que parece que se está olvidando.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Design by Winter Studio © 2015.